lunes, 27 de junio de 2016

ENTRENANDO AL GUSTO










Los 61.5 kg del día después del Soplao, ya se han convertido en 65 casi 66kg pero me parece que han sido 4kg de placer, así que no me importa mucho porque desde esa fecha me he dedicado a disfrutar del descanso, de los entrenos , de galletas,patatas fritas con huevo,  helados... Supone todo ello un descanso físico y psíquico que mi cuerpo y mente agradecen mucho, entrenar sin objetivos, por simple diversión, disfrutando de cada zancada y pedalada, de las maravillosas vistas de nuestra tierruca. He retomado un poco los trabajos de fuerza durante estas semanas, series rápidas para recuperar velocidad, pocos kms y ayer fue el sexto día que salí con la bici.
Al retomar los ritmos intensos comprobé una vez más que los cuerpos tienen una memoria increíble y que si se hacen bien las cosas uno puede sacar a relucir rápidamente lo que tiene ahí guardado en el desván. Solamente es limpiar un poco el polvo y como nuevo. Con el volumen pasa lo mismo.
El primer día de series marqué el primer mil a 3'11'' pero el sexto y último lo hice por debajo 3'. El segundo día marqué dos miles a 2'48'' y dos 500 en 1'24'' y 1'21''. Esta semana pasada combinando series largas y cortas también marcaba ritmos sub-3'. En fin, que el viejo motor sigue respondiendo a las mil maravillas.
En la bici he salido 6 días, muy espaciados, pero el quinto, que fue este sábado me fui directo a visitar a la noviuca, mi querida Braguía, la llevaba un regalo, un potenciómetro para exprimirme atope en sus faldas y no lo hice mal porque subí en 21'16'', lo que supone que pronto estaré cerca de los 20' y si logro bajar de 20' ya estaré muy bien. Me apetece bici, muuuucha bici, pero no dispongo del tiempo para ello así que haré lo que se pueda. De momento ayer cayeron 134 kms y como antes expliqué, sacando a relucir un volumen que tengo ahí guardado. En fin, que ando jugando con los entrenos, pasándolo bien con el cuerpo y no me hace falta mucho más, pero sé que las competiciones llegarán.
¿Qué decir de los atletas que entreno? pues que también trato de transmitirles esto que os explico, aunque ellos compiten mucho más que yo y los resultados están siendo realmente espectaculares.
Ala voy a trotar un ratín que toca trabajar en turno de tarde. 

martes, 7 de junio de 2016

309 KMS DE MUCHO PLACER










Sin duda, este fin de semana pasado ha sido un finde de muchos kms, pero si con cada km se disfruta, el premio siempre es grande. Finalizamos el Soplao con las tres pruebas de carretera, 120, 220 y 309. Con representación en todas  y muchos objetivos por cumplir, hoy martes podemos decir que hemos cumplido con creces. La bronquitis reciente de Víctor ponía en duda su rendimiento pero fue capaz de bajar más de 10' su anterior registro en la marcha corta. Flaco se apuntó a última hora al fondo de 220 kms, tras su buen resultado en la prueba de BTT y pulverizó el tiempo de otros años. Con Julio salimos a ganar y así se lo repito cada vez que quedamos en casa para charlar. El año pasado fue pódium en su primer Soplao de BTT y desde entonces le dejé claro que su objetivo tenía que estar en escalones más altos, salimos a ganar y luego la carrera que nos ponga en nuestro sitio. Se quedó a las puertas de un nuevo pódium al quedar cuarto en la BTT hace 15 días y es que en la bici no siempre gana el más fuerte o el que más méritos hace. Rompió la carrera donde tenía que hacerlo pero los rivales fueron más listos y más fuertes, de todo lo cual debemos aprender. Tengo que reconocer que la semana posterior a la carrera le eché una pequeña regañina y es que no me gusta que entrenen más de lo que les marco y menos cuando se acerca la competición. El trabajo bien organizado exige calidad y volumen pero yo me inclino más por lo primero, si se mezclan ambas cosas, se corren riesgos innecesarios. Tras la semana de recuperación, esta semana pasada dio valores máximos de potencia y ya el miércoles fuimos conscientes de que llegaba atope. Dime cómo entrenas y te diré cómo compites y, así, hizo un alarde de facultades, primero intentando seguir a Santiurde, un auténtico fenómeno de ésto, y luego consiguiendo el segundo puesto tras más de 150 kms de camino en solitario. Subimos un escalón más en el pódium Julio y ya sólo queda tocar uno. La nota negra fue que el domingo tenía 1h30' de rodaje de activación para completar la recuperación el lunes con descanso total y nada más salir de casa le llevó un coche por delante. En la carretera no nos sirven 1000 ojos, un despiste del conductor y al suelo, todavía con suerte, porque tuvo reflejos suficientes para saltar  y caer fuera de las ruedas que pasaron por encima de la bici. Rasguños, heridas, abrasiones y muy probable que una fisura o rotura de escafoides. ¡Cagüen la leche! 
Con el buen sabor de ese resultado quedaba en liza Jesús y sus 309 kms. Me llamó hace 2 años para intentar cumplir un sueño y no era otro que el de hacer pódium en esta prueba. Jesús es un auténtico enamorado de ésto, una persona que entrena con agua, viento, frío y calor. Un pupilo que sigue al pie de la letra todo lo que se le marca, una persona cuerda con un objetivo difícil pero alcanzable y nos pusimos mano a la obra. Convencido de todo lo que le marco, se bajó de la bici para correr a pie en los meses de invierno (siempre me precio de ello) se metió al gym para hacer un buen programa de fuerza, trabajo la calidad los días de calidad y el volumen cuando tocaba y así el año pasado se quedó a las puertas con un cuarto puesto, para subirse al tercer escalón del pódium este año, viendo cumplido un sueño. Me alegro sinceramente Jesús porque te lo has trabajado mucho, mucho.
Chiviri se apuntó cuarto en el Cto. Canario de XC, no está nada mal pero creo que la semana de vacaciones en la tierruca, las comilonas y el relax que el cuerpo necesita cuando pasa el principal objetivo de la temporada le pasó factura en el rendimiento, cosa muy natural. Alberto con mala suerte de nuevo con la mecánica y apunto de cumplir su objetivo de meterse entre los 10 primeros en una carrera de XC, (Open de Euskadi) rompió la patilla del cambio y para casa. Tiene que salir Berto. Valti  lo mismo en Burgos pero aquí lo que partió fue la cadena. Fran, el benjamín del grupo, con una caída a 1 km de meta en el Regional Junior de ruta autonómico pero con buenas sensaciones y 10 cántabro.
En el terreno del Trail D. Fernando Borrajo se alzó con un título más de Campeón de España de carreras por montaña M-50 y ya van 3 de cuatro. Con Fernando llevo recorrido un camino realmente bonito con pódiums y títulos en todas las disciplinas del Trail a nivel autonómico, nacional y hasta internacional con todo un subcampeonato del mundo de kilómetro Vertical. Él sabe que a mí me gustaría que compitiera menos, que no castigara tanto al cuerpo con carreras intrascendentes y que pensara un poco más en la salud a nivel locomotor pero bueno intentamos cuadrarlo todo de la mejor manera posible como hemos hecho siempre.
Oscar noveno en el Trail de Proaño, mejorando el tiempo pero bajando puestos en la clasificación y es que cada día la gente se prepara más. 
En fin que la cosa no para. Por mi parte disfrutando de todo ello, descansando aún, sin apenas tocar la bici que es lo que me apetece y saliendo a correr 4 días entre 45' y 1h. Voy a ver si busco algún objetivo que me ponga las pilas un poco. Por cierto, no os sorprenda que un día de éstos me veáis en Hollywood porque ayer me grabaron una pequeña entrevista para la próxima película del Soplao. Podéis imaginar, me entrevistaban y grababan gente comprometida con el deporte, deportistas que saben de qué hablan y dónde pisan, gente que se lo curra mucho como así me explicaron y desde ya auténticos enamorados del Soplao y de Cantabria. (MARMA Audiovisual-Comunicación), un placer y si de DEPORTE se trata os puedo dar una chapa que flipáis jajaja

jueves, 26 de mayo de 2016

BRAGUÍA 1147. Entrenamientos

















A veces las cosas que tenemos al lado son las que más inadvertidas pasan, llevo entrenando a gente varios años y nunca me paré a pensar un nombre que definiera mi actividad como entrenador. Siempre lo he relacionado todo con El Soplao 1147 y más facilón todavía, Training Group seguido del año correspondiente. Lo del Soplao me gusta, lo del Training Group, no, y como ésto, cada vez ocupa un lugar más importante en mi vida, pues creo que ha llegado el momento de darlo nombre, de presentarlo. Vamos a decir que ha sido un embarazo largo pero lleno de esplendor, un  parto exitoso y ya estamos en el bautizo. BRAGUÍA 1147. Entrenamientos. Braguía la madre y 1147 el padre, se me ocurrió subiendo las faldas de ese puerto que tanto quiero, uní la preparación, con el esfuerzo, la tierra cántabra, el sudor, el verde, la lluvia, el sol, el amanecer y el atardecer, los retos, el disfrute, el sacrificio, la motivación... y la GLORIA. El asiduo lector de este blog, seguro que saca significado a cada una de estas palabras y seguro que entiende rápidamente el sentido del nombre.
Me encanta este nombre. No puedo imaginar otro mejor, es un nombre definido en los genes.
Bueno pues presentado todo hablemos del Soplao y del grupo que este año tocó preparar, montones de retos y objetivos. He tenido siempre la suerte de preparar a grandes grupos de personas, buena gente, cada año mejor pero lo de este Soplao ha sido la leche, gente excepcional no ya como deportistas sino, y lo más importante, como personas. El whatsapp del grupo ha sido una constante motivación y ayuda para todos, el que algún día del fin de semana tenía dudas para salir por agua, viento o frío, no le quedaba más remedio que salir porque bien pronto de madrugada ya se habían "apatrullado muchas zonas de la geografía cántabra, vasca o canaria jaja" Si después de todo éso cada uno consigue su reto personal pues ya es la leche. Una pena que Alex llegase tocado de la rodilla a la Combinada y no tuviera más remedio que echar pie a Tierra pero todo lo demás ha sido increíble. No voy a entrar en resultados porque me llevaría mucho explicarlo todo pero cada vez lo hacemos mejor. 
Chicos no he encontrado fotos de todossssssssssss.
Por mi parte disfrutando estos días de todo, subiendo un poco de peso porque el lunes al levantarme pesaba 61,5kg y dándome caprichos. Por cierto ayer me visitó Jose Castro, con la Combinada ya es sus piernas como reto conseguido y me trajo un par de tarrinas de helado del Regma. ¡No tiene precio! Muchas gracias Jose. No he hecho nada, descansar y descansar, la temporada ha sido larga y ya era necesidad e igualmente, se me empieza a hacer ya necesario, mover las piernas, no sé si hoy pero mañana fijo que ya me pongo a ello.

lunes, 23 de mayo de 2016

CUARTA COMBINADA. AYER CONOCÍ EL SUFRIMIENTO
































El SOPLAO  es un plato que se saborea todo el año. Ayer cuando llegaba a Cabezón reparé una vez más lo rápido que pasa un año, madre mía, pasaba por el mismo sitio, con el mismo ambiente, con las mismas tensiones en una escena que parecía de ayer pero con un año de por medio. Aunque no lo parezca, por mi cara de concentración, cuando llego a Cabezón soy uno de los tíos más felices de la tierra.
Con menos tiempo que otros años para colocar las cosas, fue llegar, colocar la bici e irme para la línea de salida. Ahora juego varias ligas y cuando dan la salida a los de la BTT me da por pensar más  en los que allí tengo que en mí mismo. Respiro profundamente y nos toca salir a nosotros, con 3 kms de calentamiento llegamos a la base de la Sierra del Escudo y en no más de 300m me voy sólo hacia arriba, marco mi ritmo y no miro hacia atrás en ningún momento porque tengo claro que voy a hacer mi carrera. La verdad es que llego más delgado que nunca y me veo realmente fuerte subiendo. No sé la distancia que saco al coronar pero debió ser bastante porque me planteo una bajada muy tranquila y sólo el ganador de la maratón me pasa ya al llegar casi al fin del cortafuegos. Se va un poco más en la bajada siguiente pero le recorto y vuelvo a pasar en la siguiente subida. Queda claro que lo mío son las subidas y el camino fácil y lo suyo las bajadas y las zonas técnicas. Me encuentro pletórico pero ya me doy cuenta de que llevo una sudada terrible. Como, bebo como nunca y seguimos con el camino a pocos metros del primero de la maratón hasta el km 27. Allí empieza otra bajada y le pierdo de vista pero noto que algo falla, tímidos calambres comienzan a aflorar, me sorprende porque he bebido lo que no está en los escritos pero la cosa tiene mala pinta y para el km 32 llevo los abductores completamente acalambrados por momentos. Aún así la gente no me pasa y empiezo a pensar que si yo voy mal y no me pasan, cómo vendrán los demás. Justo en la subida del Toral me pasan segundo y tercero de la maratón, Fermín lleva buena cara, Marcos va también jodido. Ricardo, que se subió el Toral no sé cuantas veces, y Marcos que con sus 10 años se hizo ayer 17 kms me animan a subir la empinada cuesta. La bajada hacia Cabezón se me hace eterna, voy realmente jodido pero no paro de negociar con el cuerpo, sé que mientras la zancada sea bastante lineal me aguanta pero cuando el camino se pone un poco técnico me da unos toques que me dejan tieso. Ya en la carretera aguanto el tipo y logro un ritmo digno. Para esas alturas sólo 5 de la maratón van por delante mío y el segundo de la Combinada es mi primo y discípulo Sebio. Llego muy jodido a la transición, alguna vez hasta se me pasa por la cabeza que no voy a poder subir a la bici pero hay dos cosas, y de verdad os digo que no se cual pesa más, que me impulsan a subir. La primera es que por experiencia sé que al cambiar de movimiento los calambres puede desaparecer, tengo que probar, y la segunda es que no voy a hacer el feo de retirarme, de darlo todo por perdido y decir que como no voy a ganar pues me retiro. NO.   Quería que si Sebio me  ganaba, lo hiciera conmigo en carrera, engrandecer aún más su victoria y darle el mérito que tiene. Me subí a la bici y con algún calambre de inicio, la cosa fue a mejor. Me crucé con Sebio que llegaba corriendo y calculé unos 13-15' de diferencia, además su cara reflejaba el mismo sufrimiento que el mío. Sabía que consistiría en no decaer, mantener un ritmo sin alardes y dosificar la ventaja. En la negociación con el cuerpo salí ganando, no marqué mal tiempo de subida en el Moral, dadas las circunstancias 58' y pasable en el Negreo también 43' pero la tromba de agua que nos cayó en este último puerto me dejó helado y la tiritona bajando hizo que los calambres aparecieran de nuevo. Malabarismos en la bici para deshacer los calambres, como era bajada, sin parar y ya en la carretera más pero llegando a controlarlos todos para por fin llegar a la meta en una explosión de emociones.
Todo lo sufrido ayer me ha hecho crecer un poco más, saborear con más ganas la victoria, aprender, valorar un poco más lo difícil que es ganar, ser más consciente de los regalos que me da la vida y considerarme, una vez más, uno de los 10.000 del Soplao porque lo que yo viví ayer, seguro que lo vivieron, no sé si por lo menos otros 5.000 pero seguro que muchos sí y seguro que multiplicado también.
Sebio se hizo con el segundo puesto, un pódium de primos, y me siento tan orgulloso de ese segundo puesto como como del mío propio. Lleva 2 años corriendo a pie, al igual que Julio García Somohano, son hijos, deportivamente hablando, les he enseñado todo lo que sé y en cierta medida sus logros son mis logros.
Pues nada un Soplao más, una Combinada más y ya son cuatro, un año más, son 43 y para el año que viene 44 pero ya os adelanto una cosa, el año que viene saldré a ganar de nuevo, porque uno se alimenta de sueños y el mío es ganar 5 Combinadas. No hago muchas carreras a lo largo del año pero en busca de ese sueño igual hago todavía menos, me reservo un poco más y trato de llegar mejor que nunca.