jueves, 28 de mayo de 2015

PÓDIUM CON BUENA LETRA. JULIO GARCIA SOMOHANO




Hace dos años me jugué la COMBINADA con un chaval de mi tierra al que conocía de coincidir en la tertulia que se forma, durante la espera, en la sala de espera del Dr. Ceballos. Cuando pensaba que ya lo tenía todo hecho apareció a mi rueda en la subida final al Negreo. Tuve fuerzas para sacar bastante tiempo en esas duras rampas. El año pasado también formó tándem con Eusebio en busca de mi rueda pero no me llegaron a alcanzar y ya en verano me llamó para ver si le podía entrenar. Fue todo una sorpresa y placer que me llamara alguien que luchaba por lo mismo que yo con la diferencia que él tiene 13 años menos y por lo tanto mucho más futuro. Desde entonces hemos picado de todo un poco, pruebas a pie y en bici y paulatinamente fue surgiendo la idea de participar este año en la prueba reina del SOPLAO, la BTT.
Desde muy pronto dio muestras de que esto del BTT se le iba a dar bien, muy bien y los pódium han sido habituales en varias pruebas. El objetivo para esta temporada era hacer Top Ten en el Soplao que siendo su primera participación era un logro ya de cierta valía. El avance de la temporada fue mostrando un potencial mucho mayor, su constancia, esfuerzo y ajuste a lo que se le proponía hacía pensar en cotas mayores. Los test de campo sobre el terreno en la zona Del Soplao fueron extratosféricos, conozco aquellos puertos como la palma de la mano y todo indicaba que el top ten era un objetivo fácil pero me limitaba a decirle que entre los 10 con una pata y que saldría sin miedo, seguro de que podía estar con los mejores, que no era su papel el hacer alardes, que guardara y que la carrera le pondría en su sitio.
Cuando yo comenzaba a subir el Negreo en mi COMBINADA ya me dijeron que había hecho tercero. Os he dicho estos días que en el Negreo me encontré muy fuerte y una de las razones también fue ésa. Impresionante, hacer tercero en su primer Soplao, perdió el segundo puesto en la bajada final, habla mucho de su potencial. Ha sido un auténtico placer el poder ayudarle a conseguirlo, creo que los dos hemos aprendido mucho, para mí ha sido una experiencia muy muy enriquecedora como entrenador y de la que guardo mucho pero que muchos datos. Os voy a contar uno que esta semana comentábamos, Julio todavía corrió a pie los días 20 y 21 de Abril, en marzo seguíamos corriendo a pie 2 y 3 días a la semana. Ojo no quiero que os confundáis, sin orden, mejor no hacerlo. 
¡UN AUTÉNTICO PLACER JULIO, ENHORABUENA!!

domingo, 24 de mayo de 2015

EL SOPLAO 2015, EL GEMELO Y LAS EMOCIONES




























Allá por el mes de Octubre empezamos la temporada, una temporada cargada de retos deportivos y personales, volver a la universidad, cambio en funciones y horario de trabajo, volver a las largas noches de trabajo. He de reconocer que este factor laboral, si en principio supuso una desilusión importante, un trauma que me hizo pasar días malos y noches en vela, fue el detonante para demostrarme que en la vida hay cosas mucho más importantes que unas condiciones laborales. A partir de aquí me propuse tomarme esta temporada como algo especial, volver a correr tan rápido como creía que podía correr, disfrutar todavía más de aquello que me apasiona, reestructurar horarios, esforzarme en los estudios y sacarlo todo hacia delante. A todo ello sumo algo que cada día es más importante en mi día a día y que son los retos de la gente a la que entreno. Desde aquí vivo mis retos y los de los demás y ÉSTO ES UN VIVIR DOBLEMENTE. 
La temporada hasta el día de ayer, como siempre seleccionando y no corriéndolo todo, pudo describirse como mejor imposible, con 42 años subcampeón regional de Cross, pódium en todos los crosses que hice, profeta en mi Trail Costa Quebrada entrando el primero por la línea de meta, misma ilusión o más en cada día de entreno, fuerzas para seguir levantándome a las 6:15 a correr por los caminos del pueblo pero.... faltaba la guinda y la guinda es el SOPLAO. En el rabillo del ojo siempre lo he tenido en mente, porque es la prueba en la que más me afloran las emociones. El Soplao es un mar de emociones, son las propias, las de Laura y los niños que ya lo viven tan intensamente como yo, las de la gente que entreno, las que uno ve en la prueba y sigue viendo, como ayer, a las 23:30 de la noche, son historias, retos, superaciones. Ayer tuve la suerte de cruzar por tercera vez el primero la línea de meta pero todos los que salimos fuimos ganadores. En fin que esta prueba me saca todo lo que para mí supone el deporte y todo lo que lo quiero.
Como habréis visto durante la semana  no pude escribir, un gemelo me llevó por la calle de la amargura y me robó el poco tiempo que me queda, en ir a visitar al Doctor Ceballos, Kali para los amigos, y visitándole durante más de 20 años, sí puedo decir que es amigo y de los buenos, de hecho mi segunda llamada de ayer, después de mi madre fue para él. Todavía el viernes salí de allí a las 10 de la noche y no plenamente convencido de que el gemelo me fuera a resistir toda la carrera. 
Trato de que en la línea de salida desaparezcan todos los males y ni corto ni perezoso tomé el mando de la prueba desde la traca inicial, en la carrera a pie quería refrendar todo lo que he corrido este año, salía con intención de sacar la distancia suficiente para hacer una bici tranquila y me salió todo perfecto. En las rampas iniciales, la más dura, el gemelo respondía pero en las bajadas aparecía un tímido dolor que poco a poco se fue agravando pero sin llegar a limitar en exceso la marcha, lo que sí limito fue mi voluntad para llegar dentro del pódium del maratón de montaña. Participaba en la COMBINADA pero disputábamos la prueba a la par que los del Maratón de Montaña y hasta mitad de prueba fui con los dos primeros, a partir de aquí las crecientes molestias hicieron que me centrara sólo en lo mío y me colé cuarto en la maratón con 4h11' y 30' de ventaja sobre el segundo de la COMBINADA. La verdad subiendo me encontré perfecto y bajando mejor que nunca pero todavía peor que los demás, quiero pensar que las molestias también hicieron su labor jaja. La carrera es preciosa, dura, con un poco de todo y un momentazo en el Toral, la subida más dura en el kms 33. Sabía que allí iban a estar Oscar y los niños para darme los bastones y sus ánimos, pero no sabía que llevaban un campano de esos de las Tudancas y que ya desde lejos le oía a Marcos con él. También en ese punto me encontré con Iván, al que he entrenado para la Ultra, con más de 100 kms en las piernas y todavía 18 para terminar, con calambres y todo lo que se lleva ya en ese km. Oirle animarte a mí como un poseso me puso los pelos de punta y es algo que me guardo en la memoria. Iván iba acalambrado y en octava posición, después de haber ocupado puestos de honor durante mucha parte de la carrera, correspondí con más ánimos y con la frase de no queda nada Iván, estira un poco arriba y todo para abajo. Llegó octavo y nos dimos un abrazo muy sentido en la meta ¡Qué alegría Iván! A partir de ese km ya vamos todos jodidos y yo con la mente en la bici. Transición rápida, con lo imprescindible y a la bici, sin calambres, buenas piernas y un susto al subir la primera rampa, la bici no me cambia ¡Me cagüen el cambio y su p....  ! Me pasé 10' en la campa de Ucieda buscando la carpa de los mecánicos, sin poder dar un paso por los cientos y cientos de Bikers que había. Nada, esta vez no era el sitio donde se colocaban lo mecánicos, di una patada al cambio y pude subir el Moral, tranquilo y mal del estómago. Llegando a la cumbre buscaba sitio para éso que ya empezáis a pensar, que no a oler, y me dí cuenta con gran vergüenza, que el matorro más alto no pasaba de los 20 cm. Igualmente no dejaba de pasarme por la cabeza ¿Y ahora cómo me pongo yo en cuclillas? se me puede subir todo. Bueno no voy a entrar en más detalles, porque puede empezar a oler, pero la foto pudo haber sido buena. Bajé el Moral y justo en la salida paré en la carpa de Specialized, con Berto, mecánico al que siempre le llevo la bici, fue rápido y no tuve más problemas, nada más que después de bajarme y subir a la bici de nuevo se me acalambró un poco todo, pero negociando y negociando se fueron pasando y a partir de aquí todo fue rodao y quizás con las mejores sensaciones del día. Sinceramente, gracias a Dios no lo necesité, pero creo que si me hubiera hecho falta un arreón en las rampas más duras del Negreo habría respondido con solvencia. Seguramente el pasillo de gente y toda la familia gritando en la primera rampa debe hacer su efecto y además fue aquí donde Oscar me informó de que Julio había hecho tercero en la BTT. ¡Espectacular! los tiempos que me pasaba en los test eran muy muy buenos pero en su primera participación, hacer pódium era algo que no pensábamos. 
Bueno pues la bajada del Negreo me la tomé con mucha cautela y ya disfrutando de mi tercer título en la COMBINADA. ¡Parece fácil, pero ya os digo que no lo es! Hay mucho esfuerzo detrás.
Hoy ha sido un día de felicitaciones, de buen sabor, de descanso de charla con los pupilos y de una pregunta que todavía me cuesta contestar. Todavía no sé cómo aguantó el gemelo porque ando cojo perdido, inflación, dolor y un hematoma de los buenos. Me voy a la cama FELIZ de lo ayer vivido y con la clara intención de volver al SOPLAO mientras el cuerpo responda y por supuesto dedicando todo ello a mi Madre, a Laura, a los niños (totalmente enchufados a esto del Soplao), a mi hermano y a Papá.
Por último a las 23:30, cuando ya me recogía, cansado y cojo, vi llegar a un Biker de unos 50 años, cruzar la línea de meta y echarse a llorar abrazado a su mujer ¡EL SOPLAO ES MUY GRANDE!

lunes, 18 de mayo de 2015

DOS RAZONES Y UNA PREOCUPACIÓN





El jueves parecieron una molestias en la zona del gemelo-popliteo derecho, no parecía tener mucha importancia pero aún así opté por descansar el viernes y anular la cita que tenía con Jose Luis Gonzalez en el Soplao. Para cancelar la cita influyeron dos razones, las molestias y quizás la más poderosa, si entrenaba en el Soplao, no visitaba a mi Braguía querida. Soy de costumbres y revisando lo hecho en estos años atrás comprobé que el sábado antes siempre estuve por la Braguía en la sesión de tarde. Cancelé la cita, corrí 26 kms por la mañana, tranquilo pero con acumulación de molestias en la zona. Por la tarde me fui hacia la Braguía, en visita deseada y obligada, no puedo pasar sin ella y ya puestos, revisé los mejores tiempos que tengo en esta vuelta de 83 kms desde casa a la Braguía pasando por los altos de Esles, La Cruz, las duras rampas de Abionzo y subida final a la Braguía. Molestias desde salida en la zona perjudicada pero disipé todas las dudas que tenía sobre la bici, baje en 10' mi mejor tiempo en esos 83 kms y me ví realmente bien. Ayer opté por el descanso y tratamiento con hielo, pomada y automasaje, zona dolorida, resentida y preocupación ante el poco tiempo que queda. Esta mañana madrugué mucho, nervioso y con el pulso agitado pensando en cómo iba a responder, 11 kms al amanecer, mejor de lo esperado, alguna molestia perro con ritmo de 3'30-38'' durante 4 kms. Esta tarde me he dado un masaje de descarga, espero que la cosa mejore completamente de aquí al sábado.
El fin de semana estuvo cargado de entreno, últimas sensaciones y competiciones para varios de los pupilos. Una vez más D. Fernando Borrajo se hizo con un título de España Vet.50 sobre 30km pero no conforme con éso, el viernes se hizo el kilómetro vertical de Zegama con un puesto 31 en la general y 5 en veteranos. Todavía sin tiempo para colgarse la medalla de Campeón de España de Carreras de Montaña el sábado, ayer fue 4º en la general y primer veterano en el Kilómetro Vertical Castro Valnera. Lo de Fernando es impresionante, tratar de frenar sus ganas de competir, es imposible y prefiero ayudarle a gestionar COMPETICIÓN, DESCANSO y ENTRENO.
A Manu Relea espero verle muy cerca mío en la COMBINADA. Llevamos un gran equipo a todas las disciplinas del SOPLAO así que para mí será todavía más intenso de lo que siempre fue.
Al de la foto de abajo le queda todo por hacer, hoy cumple 11 añucos, junto con Marcos me acaban de pedir que les apunte a la temporada de triatlón y se lo están montando los dos con Oscar para ir hasta Brañazarza y subir el Toral para animarme en la carrera. ¡Disfruto viéndoles hacer deporte y sé que el Soplao les deja marcados!!
Bueno esperemos recuperar la pierna. Me voy a por el hielo.

jueves, 14 de mayo de 2015

DORSAL 121


Ya estoy inscrito en una nueva edición de LOS 10.000 DEL SOPLAO, y con ésta será la sexta, tres en al modalidad de BTT  y dos en LA COMBINADA. He ganado dos COMBINADAS y defiendo título de nuevo pero en todas las ediciones he disfrutado como sólo en esta prueba se puede disfrutar. El primer año de bici, recién llegado a esto de las dos ruedas me marqué un objetivo alto, top ten, no faltó mucho para conseguirlo, navegué en el grupo de cabeza durante toda la prueba y sólo a falta de la última bajada hasta Cabezón, cuando ocupaba la octava posición y sacaba varios minutos al siguiente perdí todas las opciones por culpa de los calambres. Llegando a meta ya pensaba en la siguiente edición y aquí sí se hizo realidad el objetivo, noveno. En la siguiente participación tuve el pódium muy cerca, cerquísimo pero tuve que subir el último puerto en plato grande por avería mecánica y perdí la s opciones de luchar por el pódium, sexto puesto, que para un atleta no está mal. La COMBINADA es mi prueba, correr y luego subirme a la bici, no se puede disfrutar más y además son más de 8 horas pasándolo bien, negociando con el cuerpo, exprimiendo cuerpo y cabeza ¡Qué importancia tiene la cabeza! y cuanto me gusta insistir con los pupilos en este aspecto.
De nuevo nos ponemos el dorsal y salgo A DISFRUTAR y a ganar, no se lo escondo a nadie, pero soy consciente de que la carrera nos pondrá a cada uno en nuestro sitio. Salgo más curtido, con más experiencia, con excelentes resultados durante toda la temporada y mejores entrenamientos, con kms a pie y buenas sensaciones en la bici, con más sabiduría... pero la carrera me sigue imponiendo respeto, mucho respeto y por ello me sigue gustando. Bonito número 121.
La semana ha empezado con el descanso del lunes, la BTT del martes por mi Costa Quebrada querida y los 20 kms de ayer en 1h16'04''. En este tiempo hice 2 kms de calentamiento y otros 2 de vuelta a la calma, así que los 16 restantes fueron rápidos, rápidos con un 5000 sobre 3'17''-3'25'' y mucho margen para exprimirme más en un terreno en el que sé que esos tiempos valen mucho más. 

lunes, 11 de mayo de 2015

VACACIONES DISFRUTADAS





Se terminaron las vacaciones  y en estudiar, entrenar y disfrutar un de todo con un poco más de calma han consistido principalmente. Estamos a dos semanas para EL SOPLAO y me encuentro con mucha confianza, preparado, con motivación y ganas de que llegue. Acabé ayer los entrenos de la semana con un verdadero homenaje. La semana fue dura en cuanto a volumen se refiere y acabé con 400 kms de bici y 95 de carrera a pie acumulados en 5 días de carrera y 6 de bici. En carrera me veo muy bien, tengo ritmo y tengo fondo, subo bien y bajo un poco mejor, he aguantado entrenos de 41 y 30 como el de ayer, después de toda la semana de entrenos y recupero muy bien. En la bici tengo malas referencias y es que he salido con gente que anda mucho, el miércoles lo hice con Julio e hicimos Carmona dos veces. Claro Julio está haciendo pódium en Marchas cicloturisas y de BTT, le veo como un tiro y mismamente el sábado se retiro en la marcha de PuenteNansa por avería mecánica, cuando sacaba a 15 kms de meta 8'45'' al segundo. Cuando he salido con Juanjo me ha pasado lo mismo me intento soldar a rueda en las subidas pero me sacan de punto. Bueno creo que estoy bien también.
El homenaje de ayer fue con amigos, con compañeros, disfrutamos de 30 kms por la primera parte del Soplao, ensebándoles un poco el recorrido e intercambiando conocimientos y sensaciones. Jose Luis González, estratosférico, se apunta a la maratón y ojito con él si cuida alimentación e hidratación, una verdadera máquina, Rubén Crespo, otro que tal baila, pero lo hace más en asfalto y ayer disfruté viéndole por el monte. Santi, que hoy tiene unas agujetas de las buenas pero todavía me acuerdo yo de las que tuve el primer día que bajé el cortafuegos, Oscar y Sebio que eligieron otra ruta y cumplieron con lo que tenían. echamos en falta a Oscar, hermano de Rubén pero ahora que hace pódiums no quiere nada con los mortales jajaja. ENHORABUENA CAMPEÓN y que sepas que un pódium siempre es difícil aunque sea a las canicas. Lo pasamos en grande, fue alimento para el cuerpo y la mente. Yo hoy me encuentro superbien pero me toca descanso.
Por lo demás FELICITAR UNA VEZ MAS A MARIO, enorme tras 6 meses entrenando en un barco y capaz de terminar la TRANSVULCANIA. ¡MUCHO MÉRITO MARIO!
Así da gusto comenzar la semana.

lunes, 4 de mayo de 2015

ESTOY PREPARADO





La semana de vacaciones ha dado para mucho, muchísimo. Empecé con el tiempo justo por la entrega de trabajos y exámenes pero, después del descanso del lunes, martes y miércoles cayeron 20 kms de rodaje en zona aeróbica pero marcando 1h17' para completar los 20kms el martes y 1' más el miércoles. El jueves, un día duro, para madrugar 15 kms, trabajo de huerta toda la mañana y por la tarde 100kms visitando a mi noviuca, Braguía. El viernes, día festivo, salida con Juanjo y lo que éso supone Ajo, Esquilo, Cruz de Usaño y Alisas. En Alisas no me daban ya las piernas pero me quedo con la subida al Esquilo en la que casi sigo a Juanjo hasta la parte más dura marcando 19-20 kms/h. 
El sábado hice 20 al amanecer, ligeros, como me dicta el pulso y por la tarde, un auténtico desgraciado, salí con intención de hacer 110km pero se me echó el tiempo encima y la vuelta con viento de frente y muchas prisas para llegar a cenar (cena con los suegros a las 20:30) pues fue un sufrimiento de los buenos, 35-36 kms/h y no llegaba. ¡Vaya paliza pero llegué a tiempo eh! Ayer, y con lo del día anterior encima, 41 kms en la primera parte de la carrera, con una sudada espectacular. Me confundí un par de veces y me fui hasta los 41 kms de los 38 que tenía planteados. La verdad es que me ví bien, en un día como ayer hice 4h30' el año pasado sobre 38 y ayer 3h50' sobre 41. Salgo con mucha confianza de esta dura semana, éso sí,  ayer después de comer me eché una hora de siesta, casi impensable, y creo que es la siesta que mejor me ha venido en mi vida. Entre el baño en el agua fría del río al acabar la tirada de ayer y la siesta de por la tarde, hoy me encuentro muy recuperado, con el lógico cansancio pero muy bien. El descanso y el masaje de mañana seguro que me deja como nuevo.

lunes, 27 de abril de 2015

VAYA FIN DE SEMANA




Menos mal que el viernes descansé porque el sábado la salida con Juanjo, como siempre, laaaarga y con ritmo. Nos encanta meter kms, tirar la mañana encima de la bici, subir puertos, más puertos. Lo hablamos muchas veces, somos conscientes de que con la base que tenemos, más ritmo y menos kms nos iban a venir mucho mejor pero a estas alturas hacemos lo que nos gusta que tampoco nos sienta mal. Cayeron 180 kms en 6h a una media de 30 km/h y con 2500m+, aguanté las subidas a su rueda, se chupó todo el viento, pero también le noto que cada vez salimos menos juntos y así no se fuerza tanto jaja Bueno, todas no, porque Hijas y el Rincón son dos subidas que tengo atragantadas y siempre llego derrotado, fíjate dos tachuelas, pues no hay forma, tiro la toalla en los primeros metros. Llegamos a casa más contentos que unas castañuelas. Por la tarde llevamos a los niños a la carrera de Bezana, muchos fines de semana sin correr, pero Ricardo estuvo donde siempre, salió muy mal pero sacó un montón al segundo. Marcos también muy bien, segundo, aguantando solo en tierra de nadie con un grupo perseguidor que venían como motos.
Con ello, ayer tocó el despertador a las 6, desayuno, preparativos y para Ucieda. En mente hacer los 30 primeros kilómetros del Trail y luego la subida al Moral para volver por la carretera. Buff, como me pesaban las piernas. En la bajada del cortafuegos, los cuádriceps, calentitos del sábado, me hicieron bajar todavía más torpe que lo de costumbre pero completé los 30 y me subí a la bici. La amenaza de agua se hizo notar y la zona que siempre está como una romería, pocas veces la vi con tan poca gente. Lo que sí me acompaño fue un jabalí que se cruzó por delante mío a escasos metros en el bosque de Ucieda. Luego reparé en los ladridos de los perros que seguían el rastro. Subí el Moral en 51' y me conformo, porque tal y como estaba no pensaba bajar de 55', tiempo que en La Combinada ya está muy bien. 5h y para casa con todo el entreno hecho. Ayer vencí las sensaciones y me vine para casa con la sensación de haber hecho un entreno de los que endurecen, los domingos busco éso precisamente pero cuando se va bien casi no se da uno cuenta, ayer sí, ayer negocié muchas cosas con el cuerpo y sé que en La COMBINADA siempre llegan momentos en los que hay que negociar.
Por la tarde fueron llegando noticias del grupo de entrenamiento Julio 5º en la Cantabrona, menudo berraco que está hecho, se fue a por el tercer puesto en Alisas y dejó a los perseguidores atrás pero abajo le paró la Guardia Civil para hacer reagrupamiento. Se cayó en Guarnizo, rompió el sillín y fue capaz de llegar con el tercero y cuarto haciendo 30 kms de pie sobre la bici. Otro que se cayó, en el grupo que perseguía a Julio, bajando Alisas fue Jesús y aquí con mucha suerte porque caerse bajando un puerto puede ser terrible, aturdimiento, golpes y abrasiones pero se volvió a subir a la bici y llegó a meta. Sebio, que no había corrido nunca, el 27 en el Trail Zugor y me parece que va a completar una excepcional Combinada. Fernando con más de 50, todavía por encima de Sebio y para él ya llega lo bueno. Guindy adquiriendo más experiencia, un par de gastroenteritis que amenazan a Mario y Bis. En fin que ésto es un no parar y la semana que viene más. SEGUIMOS DISFRUTANDO