lunes, 12 de octubre de 2015

DE CASTRO A PEÑA CABARGA, SIEMPRE SALE EL SOL DESPUÉS DE LA TORMENTA













Tenía muchas expectativas puestas en Castro, pasé el verano pensando en esta fecha, he intentado mantener el cuerpo al 100% aunque sean fechas en las que me gusta estar más relajado, he sacado tiempo de donde no existía para subirme a la bici, perdí notas en el nuevo curso por entrenar... pero todo ello lo hice con la máxima ilusión.
Cuando llegamos a Castro el sábado, enseguida comprendimos que aquello no era una carrera más, la organización, el ambiente, las caras de tensión, los cuerpos atléticos, la audición y la cantidad de gente mostraba que allí se jugaba algo. Yo llegaba preparado, pero aquello hizo subir un punto más la motivación y las ganas de poner toda la carne en el asador. Con un calor sofocante y muchas colas de espera para entrar a boxes, me costó soltar la tensión en el calentamiento. En principio la carrera estaba planeada para que cada grupo de edad saliera en intervalos de 5' pero al final salimos todos juntos, de 25 años hacia arriba y sin distinción por colores ni nada. Saliendo desde la quinta o sexta fila me costó remontar puestos, demasiado embudo, empujones y toques, además de que se salió atope como siempre. Pasados 500m ya iba en tercera posición viendo que los dos primeros que llevaban ritmos de atleta, pero antes del km ya iba emparejado con el primero que empezaba a perder fuerzas. Observé que no pasaría de los 32 años y decidí no darlo todo, le animé a ir los dos juntos pero sin querer le dejé atrás y ya puestos pues mantuve mi ritmo, dejándome ir un poco en los últimos metros para coger un poco de aire. Llegué a la transición en primer lugar con 12'' de ventaja sobre el segundo y unos 20 sobre el tercero pero, como siempre, me costó quitar la carraca y salí en cuarta posición de la transición, lo que me sirvió al mismo tiempo para tomar un buen aire. Subido a la bici y con el pulso como nuevo no me costó mucho pillar en la primera rampa al grupo cabecero y casi sin querer les dejamos atrás los que habíamos llegado primero y segundo a la transición. Llegó la primera pendiente, esa en la que casi seguro había que bajarse pero la subí entera y ya al final de la segunda sí tuve que poner el pie en tierra comprobando que los que venían por detrás hacían lo mismo. (fueron muy pocos los capaces de pasar estos muros sin echar pie al suelo, el mismo campeón de España élite también lo tuvo que echar). En el tercer muro y final también se repitió la misma operación pero yo me apeé casi casi coronando y ya era todo para abajo. En esos momentos iba segundo sabiendo que el primero, al que veía, era de 30 años y tratando siempre de guardar para darlo todo en la última vuelta, primera bajada y PUM  se vino todo abajo, me salí un poco de la trazada, boté en piedra y reventó la rueda trasera sin posibilidad de arreglo. Se acabó el juego, y la ilusión de intentar subir a lo más alto en un Campenato de España y Europa. La verdad es que para mí solté un "Me cagüen 10", me fastidió, pero consciente de que forma parte del juego no fui más allá en mi cabreo. Tocaba bajar unos 4 kms andando y en este tramo ví unas caídas espectaculares, graves, y que me pusieron los pelos de punta. Mucha gente en el mismo estado que yo con la bici a cuestas y la disputa en élite con los Belgas impresionantes y Larrucea a la rueda. Larrucea quedó campeón de España y Subcampeón de Europa. Le conozco porque fue mi rival en Ganzo, le saqué 1' en la carrera y luego me ajustició requetebién en la bici. Antes de la salida élite nos cruzamos y le dije que era su carrera que lo iba a hacer muy bien porque la bici le iba a las mil maravillas. Cuando nos encontramos en los vestuarios me lo recordó y estuvimos charlando un rato. Me dijo que está por animarse a correr LA COMBINADA DEL SOPLAO este año y que ya sabe de mis tres victorias. Me haría ilusión tener un rival así, pero entre risas le dije claro que no se lo voy a regalar jaja. se lo he vuelto a repetir hoy por el Facebook que hemos estado hablando jaja
Bajando con la bici a cuestas ya pensaba en Peña Cabarga, subida mítica aquí en Cantabria, carrera que he corrido pocas veces pero que va muy bien y en la que siempre fui segundo. Se lo dije a Oscar, menudo susto que se dieron al ver que no llegaba a la segunda vuelta y que se rumoreaba de que había una caída muy grave. Subió corriendo a mi encuentro y ví el susto que traía cuando nos encontramos.  Ni corto, ni perezoso, con pocas horas de sueño viendo piedras, caídas y pinchazos toda la noche me presenté en la línea de salida con las piernas aún calientes del día anterior. En el calentamiento notaba alguna sobrecarga en la zona de isquiotibiales pero las sensaciones no eran malas y no tardé mucho en ponerme a tirar del grupo según dieron la salida. Mi intención poner un ritmo machacón y observar cómo respondía la gente. Pasamos el primer mil en 4'11'' y ya era cuestión de dos, un chico marroquí que está corriendo mucho por aquí y yo mismo. Puede parecer osado decirlo, pero me limité a mantener el ritmo cómodo que llevaba y comprobé que antes del llano le sacaba 22'', me dejé llevar en el llano para bajar el pulso y coger fuerzas, sin preocuparme porque se pusiera a 10'' y en las rampas finales con comodidad me fui a 30'' entrando vencedor en una carrera mítica y bonita como ella sola. 
En fin que en esto del deporte la oportunidad que se pierde hoy se puede tener mañana, es un juego y hay que verlo así.
Anécdota: Poco después de reventar la rueda y después de que pasaran unos 25, a un chico le pasó exactamente lo mismo que a mí. En aquel momento, yo ya lo había asumido y él comenzó a gritar "Me cagüen Dios, me cagüen Dios, me cagüen Dios". Pegaba uno gritos de la leche, tiró la bici dos veces y joder a mí me entró la risa. Al pasar a su lado le dije Venga hombre que mañana es otro día y me dijo: "me cagüen Dios, joder que iba el primero" jajaja ahí sí que me dio la risa porque el que iba primero, al menos en mi grupo de edad,  sí que era yo. Me imagino que fuese el primero de su equipo o de una apuesta porque no pasaba de los 35 y ya habían pasado uno cuantos.
Bueno pues BONITO FIN DE SEMANA, disfrutado atope, siempre aprendiendo y tratando de transmitir todo ello a la gente que entreno.

1 comentario:

  1. Joder Ricardo, eres bueno hasta contando las batallas!!!

    ResponderEliminar